Transductores


¿Qué son?

Los transductores químicos son dispositivos integrados basados en tecnología microelectrónica con la capacidad de traducir una información química en una señal procesable de naturaleza eléctrica u óptica.

El funcionamiento de los transductores está basado en la actividad de las 2 zonas diferenciadas del dispositivo:

  • Un Receptor: el elemento de reconocimiento que interacciona de forma selectiva con la sustancia que quiere detectarse.
  • Un Transductor: el chip que traduce la interacción entre sustancia y receptor en una señal procesable eléctrica u óptica.

Los transductores químicos son una de las tecnologías emergentes para la medida de parámetros químicos, ya que permiten incorporar a métodos de detección (nuevos o existentes) las ventajas de la tecnología microelectrónica.

¿Qué tipos de sensores desarrollamos?

  • Potenciométricos (ISFET): Selectivos a diferentes analitos, iónicos y moleculares.
  • Amperométricos: Determinación de especies moleculares, DQO, reacciones bioquímicas (biosensores) y potencial redox.
  • Impedimétricos: Medida de conductividad e impedancia compleja.
  • Òptics
  • Multisensores: Combinan la capacidad de varios sensores (electroquímicos, ópticos y Temperatura) integrándolos en un sólo dispositivo.

Y su instrumentación asociada.

Ventajas de la tecnología microelectrónica

  • Alta fiabilidad
  • Respuesta rápida
  • Pequeño tamaño
  • Robustez y naturaleza de estado sólido
  • Fabricación masiva y bajo coste
  • Reproducibilidad

Ventajas de las aplicaciones que incorporan nuestros sensores

  • Sistemas portátiles
  • Lectura inmediata de resultados
  • Medida directa en líquidos y semisólidos
  • No se precisa tratamiento previo de la muestra
  • Medida “in situ”
  • Señal de salida compatible con los estándares industriales